Poemas Religiosos Reflexiones

Reflexión La soledad sin el Señor

Que soledad Señor

Señor bendito que soledad siento hoy,
que hasta se me eriza la piel.

Sentada al pie de mi ventana,
veo las estrellas sin el color de ayer,
y mi alma y mi corazón no laten con el fervor
como fuego, que recorre todo mi cuerpo.

Sí, mi dios de misericordia
la soledad es tan grande
que me siento desprotegida, sola
porque si me has abandonado
no quiero seguir caminando sola
y si te encontré, quiero caminar contigo de la mano.

Oh, sí santo dios, solo tú puedes llenar este vacío,
aunque el fruto del amor que me has dado
son los angelitos más bellos, que nunca he visto o veré
y ellas me hacen dibujar una sonrisa
para que me sienta alegre.

Sí señor, omnipotente, que me siento, desprotegida,
y que sin tu amor no quiero vivir,
porque, yo quiero ser la primera cuando tu vengas,
a levantar tu pueblo, y vivir en esas calles de oro y mar de cristal,
y estar cerca de ti, por perdóname mis viles pecados.

Dios bendiga a la iglesia “MARANATA”

Enviado por: Maury

Anuncios:

Poemas de amor similares en esta categoria:

Chismes de la farandula

Se el primero en comentar...

Escríbenos tus comentarios aquí