Pensamientos Reflexiones

Canto al desencanto

Pero, fueron horas, los siglos
Muchos, pasados, con pico…
Especialmente, nacieron y expiraron
Todavía prósperos en la tierra…
No cándidos temores
Tienen las nubes a los vientos…
Claridad presurosa y tarde
Sobre diferentes partes…
El acero voraz
Problema… ¡Encierra frescas alas…!

Por el dulce canto… Cuenta
Un sentimiento… Encanto todo
Estudio desprendido
De la vez primera… ¡Un mundo!
Acuerdo ardiente y recogido…
Con la tersa mañana
¡ Esto van sembrando !

En el regazo silencioso de la noche
En el mágico tesoro de la tarde
En el amable lecho de la ilusión…

La grandeza sublime humilde
Interna, de oro nítido, con ésta…
Contradicción de álamos ufanos
Uno, de los deseos esclavo
De pura y generosa llama
Los antes de ventura rosa
Básicos suspiros y anhelos
¡ Ilimitados !.

Es de la ladera el monte
La verdad sincera… Vela, fuego…
Base del ruido mundanal
Ya roto sueño, mar impetuoso
En la vida sin reposo
Sí esto, no cambiamos, en sí…
¡Mismo vidrio cautelosos!

Así, precioso, con ánimo valiente
Cesa la queja satisfecha
Su desprecio del sosiego en ésta…
Capacidad sin márgenes ni orillas
Del todo esférico y fugaz
Conocer al hermano
De semblante sedentario…
Cambiar el horizonte es…
La divina planta… ¡Semilla!
Sucesión de la raíz al fruto.

Por un día y otro siglo diferente
Lo necesita cada frágil desespero
Menos mármol de funesta servidumbre
Para juntos, tejer el áspero destino…

Lo caprichoso de la dicha
Viejo rumbo del escombro
Y la necia vanidad
Lo sublime de la memoria
Nuevos dueños del abatido mundo…

El tiempo envejeció
Y sin provecho
Nuestro corazón moja su ardor
No hay menos murallas
En la sangre sitiada
En la paz encorvada
Dónde las miradas son opacas
Dónde los recuerdos sólo duelen
Y la riqueza
Es frialdad de roca
Es hambre primera
Del alba humanidad perdida
Del inflamado vientre a cuestas
Del dolor mediante
Cada párpado turbado sueño
En la copa derramada y seca hoja…

¿ Quién podría vivir feliz así ?

En el vaso del embriagador veneno
la piel oprime crudos arrecifes
la lejanía de marismas desérticos
el futuro duerme triste y suelto
los perforados pantanos inmóviles
al arrullo gemir de cada grito ruin…

¡Sólo desencanto… Y con la ilusión perdida!

Autor: Joel Fortunato Reyes Perez

Anuncios:

Poemas de amor similares en esta categoria:

Chismes de la farandula

1 Comentario

  • Reply
    Luis Angel.Salberrios
    16 Diciembre, 2011 at 10:25 pm

    Esto es para mi familiar sabes quien eres? Félix. Navidad los amo

  • Escríbenos tus comentarios aquí