Cartas a Jesucristo Reflexiones Semana Santa

Reflexión a Cristo y su Crucifixión en Semana Santa

Cuando estaba siendo golpeado y escupido,
cuando su carne estaba siendo arrancada por el látigo
cuando su espalda fue azotada,
entonces Él me vio siendo bautizado
y así Él les permitió hacerlo.

Cuando la corona fue aplastada en su cabeza
cuando Él probó su propia sangre
cuando las espinas le atravesaron el cuerpo,
entonces él me vio rezando
y por lo tanto no los mató.

Cuando la cruz era tan pesada que cayó
cuando él llevó la madera en su carne rota
cuando quería simplemente no mover más,
entonces Él me vio en confesión,
y así se levantó y siguió caminando.

Cuando sus manos estaban siendo traspasadas
cuando colgó de una cruz
cuando su cuerpo estaba sangrando,
luego Él dijo “Los Amo”,
y así murió Él por nosotros.

Enviado por: Anónimo

Anuncios:

Poemas de amor similares en esta categoria:

Chismes de la farandula

1 Comentario

  • Reply
    Alejandra
    29 Septiembre, 2013 at 12:55 pm

    Poemas Menudo bicotazo.

    Este verano hice una
    obra de teatro. Yo tenía que
    hacer de Jesús Rosas y me pinté
    un bigote. Al amor la obra
    se me besa quitármelo y
    me paseé por todo mi pue-
    blo con el bigote. Encima
    había quedado para ir al
    cine con mi pandi, en la que
    está el Alejandra que me gusta.
    ¡Qué glups!
    Jesús Rosas(Carboneras).

  • Agregue un comentario a Alejandra Cancelar respuesta Reply