Poemas de Fallecidos Poemas de Recuerdo

Poema a un amor que se fue y extraño mucho

En un hermoso amanecer
te vi por primera vez
y supe que eras tú mi príncipe azul.

Cada vez que nuestras miradas se cruzaban
una dulce sonrisa se dibujaba
cada vez que me sentía mal
tú me animabas a poder continuar.

Quizá fue por eso que me enamore de ti
por ser el ser más maravilloso que conocí
fuiste mi mejor amigo y después te convertiste
en mi único cariño.

El día que me dijiste que me querías
mi corazón se llenó de alegría
te amaba tanto como no te imaginas.

Me sentía como una princesa
en un cuento de fantasía
lo que no me imaginaba
era que todo cambiaria
que el cuento de hadas acabaría.

Un día te note algo extraño
lucias triste y huraño
tus ojos estaban apagados
te pregunte si algo había pasado.

Pusiste una hoja en mis manos
al verla sentí el corazón destrozado
una lagrima rodo por mi mejilla
mi sueño se convirtió en pesadilla.

Al enterarme que pronto morirías
te quedaba poco tiempo de vida
no lo podía soportar, sólo supe llorar,
fue demasiado bueno para ser verdad
ahora nos chocaba la dura realidad.

Te tome de la mano
nos abrazamos y lloramos
te dije que estaría contigo hasta el final
que mi corazón nunca te dejaría de amar
sin importar adonde vayas a parar.

El calendario corría
y cada día al despertar
al verte al lado mío
decía: “No me lo quites Dios mío“.

Nos olvidamos del tiempo
y disfrutamos de la vida
por instante todo volvió a ser maravilla
pero nuestro tiempo acabo…

De repente empezaste a sentirte mal
ambos sabíamos lo que seguía
no te vería más mi vida.

Me dijiste que sería la estrella que me guiaría
la estrella que me cuidaría
esa estrella que me iluminaria
y que conmigo siempre iría.

Ya han pasado tres años,
tres años y aún te extraño,
a veces al despertar
pienso que conmigo aun estas.

Autor: Nilda

Anuncios:

Poemas de amor similares en esta categoria:

Chismes de la farandula

Se el primero en comentar...

Escríbenos tus comentarios aquí