Pensamientos Reflexiones

Poema Un día en la Cama del Cielo

Hoy ya tengo un lugar apartado
pues más de mil veces lo hemos mencionado,
un lugar fuera de este mundo
donde el viento pierde su rumbo,
y el tiempo se para por más de un segundo.

En verdad tengo muchas ganas de ir,
y creo que ni la pena que habita en tu ser
me lo puede impedir,
créemelo solo basta con ver tu mirada
pues ella no me puede mentir…

Hoy hare lo que quiere tu corazón
para hacer esto con locura y pasión,
pero dime hoy que tengo fuerzas
lo que más por dentro deseas,
solo dime lo que más quieras,
y lo haré realidad tan solo si me besas.

Ya que tengo mucha sed
de todas y cada una de las partes de tu ser,
una pregunta te voy a hacer
espero y me la puedas responder,
¿qué tienes ganas de hacer?
porque yo,
te quiero hacer mía en este bello amanecer…

Te hare mía de pies a cabeza
y voy hacer sentirte de la realeza,
aunque eres más que una princesa,
te lo digo con franqueza
pues tú eres mi diosa,
eres mi cielo, eres mi estrella,
eres mi mar y eres mi tierra,
eres de entre todas las mujeres la más bella…

Hoy siendo un todo para mí
en estos momentos te digo
que al cielo te voy a subir,
porque mi vida te are sentir
lo que nadie ha hecho por ti
hoy mi cielo, con todo este calor
te voy a hacer el amor…

Ya solo quedamos tú y yo
besándonos encima de la cama,
pegando nuestros cuerpos desnudos
en medio de las sabanas,
susurrándonos al oído palabras claras
tomados de la mano viendo nuestras caras,
admirando la belleza del momento
la hermosura del encuentro.

Porque hoy en uno nos fundiremos
con esta llama que llevo dentro,
y basándome en nuestros besos
te demostrare todo lo que siento,
para que así este recuerdo
marque en cada uno,
el inicio de una vida juntos…

Hoy siendo un día más para recordar
nuestro momento para disfrutar,
tu boca voy a besar
y por tu cuello he de comenzar,
pues tu cuerpo empezare a acariciar
y así será como empecemos a volar…

En el momento en que seamos uno
prometo vida mía hacerlo con cuidado
ya que no quiero hacerte ningún daño,
prometo con delicadeza tratarte
y mi amor puro regalarte,
prometo entregarme por completo
pero sobre todo
prometo hacerte feliz en todo momento.

Hoy cuando subamos a lo más alto
que terminemos elevándonos al espacio,
en ese preciso momento
te obsequiare mi princesa de cuento
una frase al oído que no se llevara el viento,
“tu estarás conmigo para toda la eternidad,
porque créeme que sin ti ya no puedo estar,
y aunque me pidas mil veces que me valla
nunca, óyelo muy bien, nunca te voy a dejar”…

Así como últimas palabras te digo
que mi cuerpo, mi alma y mi ser
ya te pertenecen, pues se van contigo
y que quede bien claro
que no voy a dejar
el tiempo pasar,
ya que contigo mi futuro voy a realizar.

Ahora sinceramente te puedo decir
que en realidad no pretendo compartir
esto que al hacer el amor acabamos de sentir,
y que si de alguna forma lo volvemos a vivir
sea una vez más justo aquí,
aquí donde me siento dios,
donde todo lo puedo
y nada me da miedo,
donde flotamos muy lejos del suelo,
aquí, en la cama del cielo…

Autor: Mario Ortega Bustamante

Anuncios:

Poemas de amor similares en esta categoria:

Chismes de la farandula

Se el primero en comentar...

Escríbenos tus comentarios aquí